OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia reconoció al exsenador de Córdoba, Bernardo ‘Ñoño’ Elías, “colaboración eficaz” en el escándalo de corrupción de Odebrecht y le pidió a la Sala de Casación del miso Tribuna que le aplique la rebaja de pena.


Bernardo Miguel Elías se convirtió en el protagonista de los manejos turbios de los contratos que la empresa brasileña Odebrecht tuvo en el país. El barón electoral de Córdoba, creador de la ‘Ñoñomanía’, es el portador de los secretos no develados de Odebrecht en Colombia.



Esta semana, el excongresista se convirtió en el primer condenado al que la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia le reconoce beneficios por “colaboración eficaz” y solicita a la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema que le aplique la rebaja de pena.


Se conoció esta decisión, que abre el debate de si la máxima corte de justicia debe privilegiar la información en casos cruciales sobre el cumplimiento de penas a quienes ya fueron hallados culpables. El documento de 47 páginas señala: “Proponer el otorgamiento de beneficios por colaboración con la justicia a favor de Bernardo Miguel Elías Vidal, consistente en la rebaja de una sexta (1/6) parte de la pena que le fue impuesta en la sentencia anticipada del 28 de febrero de 2018 dentro del proceso número 51833".


El exparlamentario fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a 6 años y 8 meses de prisión por los delitos de tráfico de influencias y cohecho. Según las matemáticas del caso, El Ñoño Elías ya completa 3 años y 6 meses detenido. Como la corte le acaba de avalar una rebaja de la sexta parte de esta pena, podría llegar a descontar un año y dos meses de prisión. Así las cosas, esta decisión se podría convertir en su boleta para que en dos años recobre su libertad.


Según el artículo 414 de la Ley 600, cuando la colaboración proviene de un condenado será el Juez de Ejecución de Penas, o quien haga sus veces, en este caso la Sala de Casación, el que decidirá en los siguientes 10 días sobre la concesión del beneficio.


La decisión fue firmada por cuatro magistrados de la Sala de Instrucción. ¿Qué los llevó a abrir esta puerta que pondría a Colombia a la par de sistemas judiciales como el de Estados Unidos, donde los condenados tienen derecho a rebajas de penas?


La Sala de Instrucción lo recompensó porque sus declaraciones fueron clave para llevar a juicio al exsenador Antonio Guerra de la Espriella. “No fue para mí nada fácil dar testimonio de una persona que era mi gran amigo. Antonio Guerra es de Sincelejo, vive donde viven mis hijas”, señaló el Ñoño Elías en una declaración jurada ante la Sala de Instrucción en noviembre del 2019. El Ñoño se convirtió en uno de los principales testigos para que Guerra de la Espriella fuera acusado por supuestamente recibir 200 millones de pesos a cambio de presionar desde el Congreso la norma que le abrió el camino al cuestionado contrato de estabilidad jurídica, que representó un alivio tributario a Odebrecht y a sus socios durante 12 años.


"Esas fueron las tres partes de la plata (que recibió de Odebrecht). La primera por Estabilidad Jurídica, la segunda por Ocaña-Gamarra y la última plata era un préstamo que terminó convertido en pago”, señaló el Ñoño en la declaración ante la corte. El exsenador aún tiene un proceso pendiente por los delitos de enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir, lo que le podría representar una segunda condena de 11 años de prisión. Al respecto, la Sala de Instrucción subraya que el reconocimiento de beneficios tiene como objetivo posibilitar la colaboración futura de Bernardo Elías Vidal en su calidad de procesado.


En este proceso que está en investigación, el exsenador del Partido de La U también podría acumular más beneficios por colaboración. El gran interrogante es ¿comenzará ahora sí a develar el capítulo oscuro de la financiación de las campañas?


“Ellos han dicho que dieron plata para las campañas, así como la dieron para la mía, y las declaraciones están, y esa plata no la dan para que los vean o los aplaudan. Es para sacar el proyecto, ese proyecto lo patinaban varios gobiernos", señaló el Ñoño. El excongresista añadió que los ejecutivos de la firma Odebrecht en Brasil no han contado toda la verdad. “El tema Odebrecht es grande, máxime cuando decían que no ganaban nada aquí, ellos tienen 30 años de estar en Colombia. No han contado todo porque no los han imputado, qué van a hablar si no vienen más para acá. No han contado el 5 por ciento de lo que saben y tengo la seguridad que hubo más congresistas y me tocó a mí".


Darle al Ñoño Elías esta acreditación de colaboración eficaz provocó un amplio debate jurídico que lleva varias semanas en la Sala de Instrucción. Misael Rodríguez, el actual presidente de esta Sala, decidió dar su voto en contra. El salvamento aún no se conoce, pero tendría como fundamento que, para el magistrado, el Ñoño no ha dado el aporte de verdad suficiente para merecer una rebaja.


¿Qué significa que la Sala de Instrucción avale la colaboración del Ñoño? Alejandro Sánchez, abogado penalista, defensor del excongresista Otto Bula, señaló que para un condenado puede resultar muy interesante el otorgamiento de estos beneficios, que pueden ser acumulables con detención domiciliaria y libertad condicional. “Se abre una alternativa interesante de negociación con un nuevo jugador en el mercado de la negociación, por decirlo así, la Corte Suprema de Justicia. Que este tribunal sea el que habilite el camino de la negociación da unos visos de seguridad jurídica”, indicó.


El abogado penalista Sebastián Escobar señaló: “Esto en sí mismo no es ni malo ni bueno. Para aplicar estas medidas las autoridades judiciales tienen que tener en cuenta por lo menos criterios de contrastación. Tampoco va a ser de buen recibo por parte de la sociedad que a los crímenes atroces se les concedan beneficios exorbitantes", aseguró.


Si se terminan de concretar estos beneficios para Bernardo Miguel el Ñoño Elías significa que la Corte Suprema pondrá en uso una carta que le permitiría entrar al juego de la negociación con testigos, podría agilizar y hasta tomar la delantera en este y muchos otros casos. En el fondo, lo que representa es que la colaboración de cualquier testigo, incluso condenado, podría ser premiada siempre y cuando involucre la responsabilidad de aforados.


Este aval al Ñoño Elías no está exento de controversia. Hasta ahora, las banderas de cualquier negociación las llevaba el Fiscal General de la Nación por todas las facilidades que trae el Sistema Penal Acusatorio.


En cambio, en la Corte Suprema de Justicia, que lleva casos bajo las reglas de la ley 600, existían hasta ahora hipótesis sobre cómo otorgar estos beneficios sin que se haya concretado ningún caso. Varios lo han intentado desde el 2017 pero es la primera vez que alguien llega tan lejos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad