OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Con poca movilidad
en la pierna izquierda, y mareos constantes, cumple su incapacidad  la enfermera Yeidis Johanna Pérez Martínez, de 33 años, quien convulsionó luego de haber recibido la vacuna china de Sinovac, en el municipio de Sahagún, Córdoba.



Este lunes 15 de marzo, los familiares aseguraron que Pérez Martínez, no ha vuelto a tener episodios convulsivos, pero presenta dificultades motrices.



 Yarisel Pérez, hermana de la funcionaria de la salud, aseguró que “a ella le dieron de alta el miércoles pasado, pero ha quedado sin movilidad en la pierna izquierda. Además presenta constantes mareos y dolores de cabeza”.



Por un nuevo episodio convulsivo, enfermera Yeidis seguirá hospitalizada



Debido a los padecimientos, la enfermera fue enviada a casa con 30 días de incapacidad, pero no recibió orden ni para medicamentos, ni para terapias que le permitan recuperar la movilidad.



“La mandaron para la casa con un mes de incapacidad, pero no le ordenaron terapias para que recupere la movilidad en la pierna ni medicamentos para tratar la situación”, sostuvo la doliente.


 

Se supo que la enfermera Yeidis está consciente, aunque no se puede valer por sí misma, debido a la aparente sensación de adormecimiento en su pierna izquierda y al mareo constante.


Enfermera Yeidis Pérez salió de UCI y pasará a piso



“Ella nos reconoce a todos. Puede hablar, pero es muy triste ver a mi hermana sin poder valerse y salir a trabajar como lo era antes de recibir la vacuna”, puntualizó Yarisel Pérez.



Cabe recordar que la enfermera Yeidis Johanna recibió la vacuna de Sinovac el pasado lunes 1 de marzo, y desde entonces estuvo hospitalizada durante una semana, tiempo en el cual las autoridades le realizaron estudios que, según los especialistas, permitieron descartar que los padecimientos tengan alguna relación con la aplicación de la vacuna contra el coronavirus.



Hasta el momento las autoridades no se han pronunciado con relación a estos nuevos padecimientos denunciados.  La enfermera Yeidis permanece en su casa, en el casco urbano de Sahagún junto a su esposo, sus padres, y su hijo de dos años de nacido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad