OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Patrulleros de la Policía Metropolitana
de Montería, durante un operativo de control preventivo capturaron en una calle del barrio La Granja a Ana Marcela Parra Carvajal, de 33 años de edad, quienes al verificar sus datos en el sistema informático confirmaron que tiene detención domiciliaria otorgada por un juez.


La mujer, que dijo ir a cobrar el subsidio de Familias en Acción, debía estar con medida restrictiva de la libertad en su casa del barrio Cantaclaro. 


Cuando la Policía le verificó antecedentes se llevó la sorpresa de que es la misma que está procesada por el presunto asesinato, en calidad de coautora, de Édgar José Pérez Julio, ocurrido el 19 de septiembre de 2020 en el barrio Villa Caribe.


Este fue  el joven que luego de recibir una llamada, al parecer, de la linea celular de Ana Marcela Parra, abordó una mototaxi desde el barrio La Pradera la noche del 19 de septiembre del año pasado y se dirigió por solicitud de su interlocutora hasta un sector solitario de Villa Caribe. 


Allí lo interceptó un motociclista que le propinó varios balazos que acabaron con su la vida. 


El crimen inicialmente se trató de manejar como un atraco a mano armada, pero como no hay crimen perfecto, el celular de la víctima quedó olvidado en el sitio donde  murió. 


Los investigadores sometieron el  equipo a estudios y encontraron llamadas sorpresivas que salían de los celulares de Ana Carvajal y de su marido Tevis Enrique Martínez Pineda, es decir que se hicieron las respectivas indagaciones y se logró establecer que el crimen podría tratarse de un caso meramente pasional, donde el joven asesinado venía siendo celado por el marido de la mujer en cuestión y por eso le habrían tendido una trampa para hacerlo ir a Villa Caribe y matarlo. 



Con las llamadas y mensajes de texto sospechosas en el celular de Édgar Pérez Julio, los sabuesos del CTI de la Fiscalía lograron que un juez emitiera ordenes de captura contra Tevis Enrique Martínez Pineda, Alexánder Villanueva Pestana y Ana Marcela Parra Carvajal, quienes fueron capturados la tarde del 30 de septiembre cuando trataban de huir, ya que su aprehensión fue en Tarazá.  Los tres quedaron procesados por homicidio agravado: A los sujetos los mandaron tras las rejas y  la mujer con detención domiciliaria, la que violaba el pasado martes cuando la capturaron otra vez, pero ahora podría perder el beneficio.



Con las llamadas y mensajes de texto sospechosas en el celular de Édgar Pérez Julio, los sabuesos del CTI de la Fiscalía lograron que un juez emitiera ordenes de captura contra Tevis Enrique Martínez Pineda, Alexánder Villanueva Pestana y Ana Marcela Parra Carvajal, quienes fueron capturados la tarde del 30 de septiembre cuando trataban de huir, ya que su aprehensión fue en Tarazá.  Los tres quedaron procesados por homicidio agravado: A los sujetos los mandaron tras las rejas y  la mujer con detención domiciliaria, la que violaba el pasado martes cuando la capturaron otra vez, pero ahora podría perder el beneficio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad