OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


En medio de las protestas y bloqueos a los carros y camiones en diferentes municipios de Cundinamarca,  una ambulancia que transportaba a una mujer en trabajo de parto prematuro fue atacada en Tocancipá. El bebé lamentablemente falleció dentro del vehículo.


 

El secretario de Salud de Cundinamarca, Gilberto Álvarez Uribe,  rechazó estas acciones calificándolas de infracciones humanitarias al derecho internacional humanitario puesto que se atacó a una Misión Médica.



La ambulancia transportaba a la mujer desde Chocontá a la capital del país, pero su paso fue interrumpido por los ataques de manifestantes que bloqueaban el corredor vial, causando daños en los vidrios y en la carrocería.



Esta agresión obligó a atender el parto dentro de la ambulancia, procedimiento que concluyó con la muerte del bebé. Los médicos afirmaron que pese a sus intentos fue imposible dar tranquilidad a la madre quien estaba asustada por la situación.



“Es inadmisible que una ambulancia sea atacada en cualquier manifestación. Quiero rechazar de manera contundente y rotunda este ataque. La Misión Médica está constituida para salvar vidas, pero esta situación impidió que en esta ocasión cumpliera con su cometido. Reitero el llamado a los manifestantes a respetar la Misión Médica siempre”, advirtió el Secretario de Salud.



Las ambulancias hacen parte de los componentes de la Misión Médica que incluye, entre otros, los medios de transporte sanitarios terrestres, aéreos, fluviales y marítimos que deben primar su paso en medio de manifestaciones como respeto por el derecho a la vida.  



Los ataques contra la Misión Médica son calificados por las normas internacionales como infracciones humanitarias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad