OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Otro ataque contra la Policía sucedió en el país
, esta vez en el suroriente de Montería, cuando un grupo de uniformados fue a atender un caso que les alertaron desde las líneas de emergencias.



El uniformado llegó junto con su compañero hasta una vivienda donde realizaban una fiesta y el agresor lo mordió porque no quería que lo sancionaran.



El caso ocurrió en el sector Calle Larga o Invasión Ranchos del Inat cuando policías del cuadrante fueron a atender un requerimiento ciudadano. Un borracho por poco le arranca un dedo con una mordida.



Se había informado que un grupo de personas se encontraba aglomerado y sin tapabocas consumiendo bebidas embriagantes y al llegar la autoridad a atender la situación fueron esperados de forma violenta, resultando agredidos los patrulleros José Noriega Paternina, quien fue mordido en los dedos de la mano en medio de un forcejeo; y el patrullero Carlos Javier Causil Alarcón, quien fue golpeado, según testigos.




 Él había llegado en otra patrulla a apoyar y resultó con traumas en el cráneo y  la espalda producidos con objetos contundentes.




Los policías fueron llevados a una urgencia.



Uno de los agresores identificado cómo José Manuel Bula Romero fue capturado minutos más tarde y ahora deberá enfrentar un proceso penal, por golpear con un casco protector a los uniformados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad