Publicidad

Post Top Ad


Un lamentable hecho sucedió el pasado sábado, 5 de noviembre, cuando un adulto mayor se encontraba comiendo un pincho, pero resultó atragantándose con el alimento y falleció instantes después. 


El suceso ocurrió en el barrio Pachelly, de Bello, donde Íbero Mercado Pacheco, de 84 años, se encontraba en la habitación de su hogar comiéndose un chuzo de carne para calmar su hambre; sin embargo, de un momento a otro su vecino empezó a escucharlo toser en repetidas ocasiones, motivo por el cual ingresó a socorrerlo, pues el hombre ya estaba ahogándose con un trozo de alimento. 


Inmediatamente, el vecino decidió llevar al adulto mayor al Hospital Marco Fidel Suárez, donde ingresó por urgencias e hicieron todo lo posible por extraer el pedazo que estaba obstruyendo sus vías respiratorias, pero ya era demasiado tarde, ya que el hombre había fallecido en el trayecto al centro de salud. 


Las autoridades revelaron que Pacheco sufría de triglicéridos altos e hipertensión.


No es la primera vez que sucede algo similar, pues se han reportado varios casos en los que personas mueren mientras ingieren alimentos; uno de los más sonados tuvo que ver con un hombre que se encontraba comiendo morcilla en un evento, y lamentablemente falleció cuando un pedazo de este alimento obstruyó sus vías respiratorias y tuvo un ataque fulminante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad