OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Tras confesar el asesinato
de su pareja a un cura, el joven agresor se entregó a la Policía; según la autoridades, la estranguló.

Gran conmoción ha causado en Ecuador el crimen monstruoso de una joven colombiana a manos de su novio, luego de que le confesara que no era virgen.


Así lo reseñó el periódico Extra Ecuador y otros medios de la capital ecuatoriana.


El feminicidio ocurrió el pasado sábado, 28 de noviembre, al interior de una vivienda en el sector de La Libertad, en el centro de Quito.


Según versiones, el hecho se desencadenó cuando Edison Guaján, de 21 años, intentó tener relaciones sexuales con su pareja Ángela Osorio, de 18 años.


Al parecer, se inició una discusión luego de que la muchacha le confesara que antes de él había estado con su exnovio. Dicha revelación habría hecho que Guaján perdiera la cordura.


"Creo que le quitó el celular porque le reclamaba de unas fotos y videos que tenía ella con otra persona”, dijo un testigo.


Sin embargo, el hombre simuló estar en aparente calma y esperó a que ella se quedara dormida para asesinarla.


Después del crimen se entregó a las autoridades

Hacia las 11:00 p.m., antes de acostarse, Guaján aprovechó que Ángela dormía para estrangularla. Luego, en la madrugada del domingo, el joven acudió donde un sacerdote y le confesó su crimen.


Posteriormente, las autoridades se desplazaron hasta la escena del crimen donde encontraron el cuerpo de Ángela en la cama. Realizaron su levantamiento y lo trasladaron a Medicina Legal.


De acuerdo con el dictamen de la autopsia  "la causa de muerte fue asfixia por estrangulación”.


Según publicó el diario Extra, la muchacha y su presunto victimario se habrían criado en una fundación, ubicada en el sector de La Mena, en el sur de Quito.


Se trata de una entidad que trabaja con niños y adolescentes que han sido separados de sus familias porque se encuentran en situación de peligro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad