OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad





Mientras en la capital antioqueña estaba pendiente de las celebraciones de los Reyes Magos, unos ladrones aprovecharon para dar el golpe de sus vidas. 


Ocho ladrones presuntamente engañaron a un hombre que tenía en arriendo su casa, lo amordazaron, lo encerraron en el baño de la vivienda y luego ingresaron a otra para llevarse un codiciado botín: 2.300 millones de pesos.


El hecho sucedió en la mañana del jueves en el sector de Belén La Mota, en el occidente de Medellín.


Según explicó el coronel Daniel Mazo, comandante operativo de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, a eso de las 12:30 del día sus hombres recibieron la llamada de una persona que denunciaba un hurto en una urbanización del barrio Belén La Mota.


“Al llegar allí se verifica, es un hecho de mucha preocupación para nosotros. Una persona que va a ofrecer en arriendo una vivienda, permite el ingreso de ocho personas”, manifestó el oficial.


Luego, esos ocho hombres amordazaron al arrendatario, lo metieron en un baño y saltaron a través de un patio a una casa vecina que está en mantenimiento.


De allí, pasaron a la vivienda donde estaba su objetivo. “Allá amordazan a dos señoras mientras cometían el hurto”, relató Mazo.


El oficial confirmó que el hurto asciende a 2.300 millones de pesos, monto que estaba en cajas fuertes a las que tuvieron acceso los delincuentes, que posteriormente huyeron.


Mazo indicó que los hechos son materia de investigación y llamó la atención no solo sobre el proceder de los ladrones, también de los vecinos que “no tienen un frente de seguridad consolidado para saber que algo extraño está pasando. Si van hacia una casa a mirarla, no tienen por qué entrar a otra”, reflexionó.


Sobre la víctima del hurto en esa casa del barrio Belén La Mota, Mazo dijo que es un abogado litigante que, además, tiene un negocio en el centro de Medellín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad