Publicidad

Post Top Ad


Luego del caso que conmocionó al país en el año 2009, cuando el comandante operativo de la Policía en el Tolima, coronel Joaquín Aldana, asesinó, desmembró y dejó sus restos en bolsas por diferentes puntos de Ibagué, hacia la vía a Alvarado a su compañera sentimental Erika Cecilia Yeneris.


El Juzgado Segundo de Ejecución de Penas y Medidas de Bogotá le otorgó el beneficio de medida de aseguramiento de carácter domiciliario al exoficial de la Policía Joaquín Aldana condenado a la pena de 33 años de prisión por asesinar y desmembrar el cuerpo de su esposa Erika Cecilia Yeneris.


El despacho judicial consideró que el excomandante operativo de la institución en el Tolima cumplió el 50 por ciento de la pena además logró una significativa reducción de la condena producto de buen comportamiento y estudio en la cárcel La Picota de la capital del país. Aldana será trasladado a Ibagué donde tiene su arraigo familiar.


Estos hechos se presentaron en el año 2009 cuando el entonces oficial en un episodio de celos decidió causar heridas con arma blanca a la mujer provocándole la muerte y con el propósito de no dejar rastro decidió descuartizar su cuerpo y sus partes distribuirlas en varios potreros ubicados en la vía que une a Ibagué con la población de Alvarado.


En todo momento, el oficial negó la responsabilidad en los hechos sin embargo la investigación adelantada por la Fiscalía General de la Nación determinó que Aldana fue la última persona que vio con vida a Erika Yeneris.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad